Regresar a actividad
 
Actividad

Plastilina de avena: diversión para tus niños, tranquilidad para ti.

Plastilina de avena: diversión para tus niños, tranquilidad para ti.
 

Ya no es un secreto que a los niños les gusta comer plastilina (como muchas otras cosas que no deberían comer). ¿Imagínate si fuera posible crear plastilina comestible, orgánica, divertida y sana para tus hijos? ¿Buena idea, no? Mira cómo hacerla.

Plastilina de avena: diversión para tus niños y tranquilidad para ti. Anota esta manera fácil de entretener a tus niños con plastilina, sin la preocupación de que puedan llevársela a la boca.

Vas a necesitar:

1 taza de avena Quaker Oats

2/3 de taza de harina

½ taza de agua

Colorante artificial comestible

Instrucciones:

  1. Mezcla la avena Quaker Oats con la harina

  2. Agrega agua poco a poco, amasando continuamente

  3. Agrega el colorante (no mucho por que puede afectar la consistencia)

  4. Continúa amasando hasta alcanzar una consistencia firme y pegajosa

¡Ya está!

Una vez que la plastilina esté lista, los niños podrán jugar con ella todo lo que quieran, dando vuelo a su imaginación. Y si se les ocurre morder un pedazo, no tendrás que preocuparte porque no es dañina. ¡Pero esta plastilina no dura mucho tiempo, así que asegúrate de guardar la receta para volver a prepararla!